El día a día laboral nos consume y cuando llegamos a nuestra casa debemos escogen en sacar a nuestra mascota a dar un paseo o ir al gimnasio. En Famisanar sabemos que el tiempo es muy valioso, pero también queremos facilitarte la vida dándote consejos en los que puedes combinar actividades de tu vida cotidiana con hábitos saludables que se traducirán en un cuerpo sano.

Realizar ejercicio junto con tu mascota no solo te dará una mejor salud, sino que te ayudará a fortalecer la relación que tienes con tu mejor amigo. Esta actividad genera en tu organismo la producción de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad y las que reducen considerablemente los niveles de estrés.

<<Recomendamos leer también “La química de la felicidad” >>

Los Planes Complementarios de Famisanar te recomiendan 5 tipos de ejercicios que puedes hacer con tu mascota.

1. Abdominales que acaban con un beso.
Ubica a tu mascota en el sofá y acuéstate en el piso sobre una colchoneta delgada justo frente a tu perro. Flexiona tus piernas e inicia con los abdominales, cuando te incorpores busca llegar hasta donde está tu mascota y dale un beso o consiéntela.

Repite este ejercicio todos los días, inicia con 10 abdominales si hasta ahora comienzas con algún tipo de actividad física y cada semana ve sumando de 10 en 10 repeticiones hasta llegar a 100.

2. Sentadillas y abrazos.
Para este ejercicio es importante que tu mascota no sea de gran tamaño. Preferiblemente que sean de tamaño mediano o pequeño.

Inicia cargando a tu mascota, abrazándola y consintiéndola. Pon tu canción favorita y con tu mascota en los brazos y las piernas abiertas a lo ancho de tus hombros empieza a realizar las sentadillas, siempre con la espalda recta e intentando bajar hasta formar una “L” con tus muslos y tu espalda.

Comienza con 10 sentadillas si hasta ahora inicias con algún tipo de actividad física y cada semana ve sumando de 10 en 10 repeticiones hasta llegar a 100.

<<Lee también: artículo música y salud>>

3. El Trote canino
A nuestros perros les encanta correr y qué mejor que en compañía de sus amos. De igual forma salir a correr es uno de los ejercicios cardiovasculares más económicos y beneficiosos para tu salud. Con él ejercitas tu corazón, pero además quemas grasas.

Ponte tus zapatillas, carga agua para ti y tu mascota, ponle la correa a tu perro y sal al parque público de tu sector. Inicia con 15 minutos trotando alrededor del parque junto con tu mascota y después puedes sumar a 30 minutos. Realiza este ejercicio al menos 3 veces a la semana.

4. Obstáculos y Agility
A tu perro le gusta saltar, subir y bajar obstáculos como en los concursos caninos esos mismos ejercicios los puedes hacer tú. Este tipo de ejercicios son para personas con una disciplina ya establecida de ejercicio.


Puedes ubicar obstáculos para saltar, rampas para subir y bajar, pasos de equilibrio y hasta túneles para arrastrarte y atravesar.


Tu perro repetirá esta actividad desde que la haga contigo y al final le des una recompensa. Este tipo de circuitos te ayudará no solo a ejercitarte, sino que además iniciarás una rutina de entrenamiento para tu mascota.


5. Doga
Para muchos es desconocido este tipo de ejercicios, pero son rutinas de YOGA con tu mascota. Posturas como: niño, la esfinge, perro boca abajo, postura de la tabla, el guerrero, el triángulo y hasta el arco se pueden combinar con tu mascota sobre tu cuerpo o simplemente durante la posición que estés realizando consentir a tu perro o tu gato.

Como vez tu compañero peludo puede ser el mejor aliado para tus días de ejercicio físico y emocional. Famisanar te recuerda no exceder los tiempos de tus ejercicios y los de tu mascota para evitar agotamiento físico. Todo con moderación y con mucho amor.

¿Quieres afiliarte a nuestros planes de atención  complementaria? Diligencia el formulario para resolver tus dudas y recibir asesoría