perdida-ser-querido-famisanar

Sobrevivir en las fiestas a la pérdida de un ser querido

Perder un ser querido en cualquier época del año es un duelo difícil de sobrellevar, pero cuando llegan las fiestas de fin de año el dolor se vuelve más fuerte al sentir el vacío de ese ser querido en cada uno de estos momentos de compartir familiar. Este sentimiento recibe el nombre de síndrome de la silla vacía.

Para Famisanar tu salud mental es muy importante por lo que queremos invitarte a llevar a cabo algunas estrategias que te ayudarán a canalizar esos sentimientos negativos y convertirlos en un momento familiar de risas y buenos recuerdos.

Este es el top 5 de nuestros Planes de Atención Complementaria que te ayudarán a llevar el duelo en estas fiestas de fin de año.

1. Planea la celebración: intenta organizar actividades para que toda la familia participe y que te saquen de la rutina. Puedes realizar concurso, juegos grupales y espacios en los que se dediquen tiempo a reconocer el valor de cada uno de los familiares presentes.

2. Reconoce a aquellos ausentes: es muy importante reconocer que ese ser no nos acompaña más pero además darle su lugar como el familiar importante que fue. Algunas ideas que pueden organizar con el resto de la familia pueden ir encaminadas a diferentes rituales que le reconozcan como, por ejemplo: encender velas por esa persona, hablar sobre ella, comprar regalos para donarles a los niños en su nombre, dedicarle un servicio religioso dependiendo de la fe que practicara, plantar un árbol con su nombre o poner algún objeto de su propiedad entre la decoración navideña.

3. Envía regalo a sus familiares y amigos: los regalos no deben ser costosos, pero sí significativos y pensados para cada persona. Ten presente que esta actividad actuará de dos formas: los hará pensar en algo diferente a su pérdida y por otro lado estarán realizando regalos que reconozcan el valor de cada una de estas personas en tu vida; como reza el dicho “en vida hermano, en vida”.

4. Si hay niños en la familia centra tu atención en ellos: la alegría de los niños es el mayor distractor y consuelo en estos momentos de duelo. Centre todos tus esfuerzos en hacerles vivir una fecha muy especial a los más pequeños de la familia y tu mente estará ocupada en actividades alegres que alejarán los sentimientos de tristeza y llanto.

5. No pases las fiestas solo: los seres humanos estamos hechos para vivir en comunidad, el estar solos puede generar en nuestra mente sentimientos de soledad, depresión y por lo tanto aislamiento. Evite a toda costa pasar estas fiestas en tu casa, busca actividades con amigos o en lugares en donde sabe que se reúnen personas desconocidas y que buscan compañía igual que tú. Si vives lejos de tus familiares, la tecnología es tu mejor amiga, llámalos sin importar la hora y así los sentirás más cerca.

Ningún duelo es igual que otro y no todas las personas lo llevan de la misma manera, no existen fórmulas específicas pero sí es claro que el amor, la amistad y todo lo que rodea estas fiestas nos pueden transformar este sentimiento en agradecimiento por los que aún están y en propósitos de un año nuevo en el que busquemos demostrarles a los vivos lo importante que son para nosotros, para que en el momento en que ya no estén, nuestro corazón y mente estén tranquilos de haberlo dado todo en vida.

Felices fiestas te desea Famisanar.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Planes de Atención Complementaria

Afíliate a nuestros Planes de Atención Complementaria