Preocuparnos por lo que comemos es una tendencia que cada día crece más y más, seguro en tu casa, en tu oficina o incluso tú eres quien intenta cuidar lo que come y llevar una dieta balanceada. Pero ¡pilas con los excesos!

Comer saludablemente está bien, pero debemos estar asesorados por especialistas de acuerdo a nuestro estado de salud. Por ejemplo, la semana pasada mientras hacía mercado me encontré con una mujer de aproximadamente 35 años de edad, quien les preguntaba a los empleados cómo habían sido cultivadas las frutas, hace cuánto estaba ahí y si tenían componentes transgénicos; después de aproximadamente 45 minutos al final no se llevó ningún producto.

Sin embargo, no me aguanté la duda y al llegar a mi casa consulté un poco más sobre este problema, llamé a mi médico de confianza y descubrí que existe algo llamado Ortorexia ¿Lo has escuchado? Sinceramente yo no, y por eso quiero compartir con ustedes lo que descubrí.

¿Qué es la ortorexia?

La ortorexia hace referencia a un trastorno de la conducta alimentaria, si correcto, como la bulimia y la anorexia, sin embargo, la ortorexia se refiere a la obsesión y preocupación excesiva por consumir comida sana, incluyendo alimentos procedentes de agricultura eco, es decir, alimentos libres de sustancias artificiales, pesticidas y por supuesto alimentos que no hayan causado sufrimiento en animales, por eso es común que también supriman la carne y la grasa.

LA ORTOREXIA SE REFIERE A LA OBSESIÓN Y PREOCUPACIÓN EXCESIVA POR CONSUMIR COMIDA SANA.

Sin embargo y para evitar confusiones cabe resaltar que, a diferencia de la Bulimia y la Anorexia, donde el problema gira en torno a la cantidad de comida, en la Ortorexia el problema es la calidad. La persona más allá de preocuparse por su aspecto físico está preocupada por mantener una dieta sana y equilibrada.

¿Cómo saber si tengo ortorexia?

En Famisanar te damos una guía para descubrir algunos criterios que son clave para el diagnóstico de la ortorexia.

1. Mientras estás en la oficina… ¿Piensas más de 3 horas en tu dieta sana?

2. Al momento de consumir una ensalada ¿Prefieres rechazarla y primero preguntar por la calidad de los alimentos?

3. ¿Sientes que te has alimentado mejor pero tu calidad de vida ha disminuido?

4. ¿Cuándo no te alimentas con productos 100% saludables sientes culpabilidad?

5. ¿Planificas de forma excesiva y estricta tu alimentación del día siguiente?

6. ¿Has dejado de comer en familia o con amigos por tus preferencias alimenticias?

Si respondiste afirmativamente seguramente es momento de buscar ayuda, tu vida cotidiana se está viendo afectada y probablemente tu salud también lo hará.

¡LO IDEAL ES CUIDARSE NO OBSESIONARSE!

Consecuencias de la ortorexia.

Luego de analizar la situación por la que la mujer del supermercado estaba pasando, decidí acercarme a mi nutricionista, no solo para que me guiara sobre una correcta alimentación sino también para entender las consecuencias que la ortorexia tiene en quienes la padecen.

1. Déficits nutricionales

*Aquella mujer estaba extremadamente delgada*, lo pude recordar, y esto se debe a la ausencia de nutrientes suficientes para el cuerpo y el daño provocado por la sustitución de alimentos que no aportan la misma cantidad de nutrientes y vitaminas. Además, como me lo explicó el especialista. el ortoréxico tiene gran riesgo de padecer anemias, falta de energía y desequilibrios nutricionales.

2. Problemas sociales.

Además de los déficits nutricionales, la persona con ortorexia se alejará de forma progresiva de su círculo social e incluso familiar, rechazará las celebraciones sociales e incluso cancelará cualquier tipo de invitación que involucre comer por fuera de la casa.

Finalmente, entendí que el problema no radica en querer alimentarse sanamente, sino en dejarse llevar por los excesos y obsesionarse con una forma de alimentación. Si tienes dudas acércate a tu especialista en salud, consúltalo aquí

Suscríbete a nuestro blog

Planes de Atención Complementaria

Afíliate a nuestros Planes de Atención Complementaria

Está de acuerdo con la política de tratamiento de datos (Leer Políticas)
Acepto recibir información de EPS Famisanar