medicos-famisanar

Historias de médicos y pacientes

En el mundo de la medicina podemos encontrar un sinfín de historias que nos hacen, reír, llorar, sorprender y en momentos hemos sido protagonistas de alguna de ellas. En Famisanar queremos contarte algunas de ellas que te harán pasar un rato muy agradable y con las cuales podremos aprender sobre el oficio de la salud.

Existen diferentes razones por las cuales una persona pueda sufrir de halitosis o mal aliento. Puede llegar desde falta de cepillado de los dientes después de las comidas, no uso de hilo dental, enfermedad de las encías, boca seca, caries, sinusitis y otros problemas con la nariz. También existen algunos alimentos que dan mal aliento como la cebolla, el ajo o el repollo. Los fumadores no se quedan atrás y algunos pacientes cuyas enfermedades generan un olor característico en su boca. 

Síntomas de la halitosis 

Cuando nos despertamos generalmente sufrimos de un aliento matinal poco agradable, sin embargo, al cepillarse los dientes este pasa. Por otro lado, existen personas a las que su mal aliento les dura todo el día. Aquí te contamos algunos de los síntomas de esta incómoda situación: 

  • Sequedad en la boca. 
  • Una capa blanca en la lengua. 
  • Placa bacteriana alrededor de los dientes o encías. 
  • Un mal sabor en la boca, especialmente de carácter metálico. 
  • Goteo pos – nasal de la sensación de senos que drenan por la garganta. 

¿Cómo tratar el mal aliento? 

Los tratamientos son los mismos que los métodos de prevención que tiene como base el cepillado de dientes al menos dos veces al día, el uso del hilo dental a menos una vez al día, ingerir menos carne y más frutas y verduras, evitar el consumo de alimentos que causen mal aliento, consumir bastante agua para prevenir la resequedad en la boca, usar enjuague bucal con buches que duren 30 segundos para garantizar que perdure. 

Para las personas que usan dentaduras removibles es importante retirarlas durante la noche y realizar el lavado correspondiente de acuerdo a las indicaciones de su odontólogo, al igual el aseo correspondiente para los frenos o retenedores. 

Recuerda asistir al odontólogo dos veces al año para limpiar a profundidad tus dientes y para tratar cualquier tipo de caries o enfermedad que se pueda estar generando en tu boca. Con los Planes de Atención complementaria cuentas con IPS especializadas para tu aliento y dentadura que puedes consultar en nuestro Directorio Médico PAC aquí 

 

¡Suscríbete a nuestro blog!

Planes de Atención Complementaria

Afíliate a nuestros Planes de Atención Complementaria