En el mundo de la medicina podemos encontrar un sinfín de historias que nos hacen, reír, llorar, sorprender y en momentos hemos sido protagonistas de alguna de ellas. En Famisanar queremos contarte algunas de ellas que te harán pasar un rato muy agradable y con las cuales podremos aprender sobre el oficio de la salud.

Cientos de situaciones que viven los médicos y los pacientes se han convertido en chistes de los humoristas más famosos del mundo. Nos reímos, pensamos muchas veces que esto no puede ser cierto, pero lo es.

Doctor: Señora usted es diabética.

Paciente: No doctor soy contadora.

Doctora: Debe ponerse hielo sobre la piel para desinflamar.

Paciente: ¿el hielo en la contusión me lo debo poner caliente o frío?

De niña a mujer

La Dra. Juana, a quién le cambiamos el nombre para respetar su identidad, una vez le ocurrió un caso bastante particular. Una mamá y una abuela llegaron a consulta de urgencias porque la niña de la casa estaba sangrando.

Cuando la doctora las hizo seguir, la mamá de la niña se le acercó y le comentó que no sabía cómo explicarle a la hija que había empezado a menstruar y todo lo referente a iniciar una etapa de fertilidad.

Juana entendió la situación y dedicó el tiempo de la consulta a explicarle a la niña la etapa de desarrollo biológico en la que había entrado y todo lo referente a la sexualidad, planificación, cómo llevar una vida sexual sana y segura para evitar embarazos no deseados a tan corta edad. “La consulta fue corta, pero esta pequeña se sintió acompaña por su médico tratante, desde entonces siempre pide sus citas conmigo pues se siente en confianza y tranquila”, comenta la Dra. Juana.

Lea también: Todo sobre el cáncer de cuello uterino

La última y nos vamos

Por su lado, Humberto recibió en una de sus consultas a una joven que aseguraba ser alérgica a las bebidas alcohólicas, en especial al Vodka. “Lo primero que pensamos los doctores es que estas historias no pueden ser posible, pero tratamos de manejar cada caso de una forma muy profesional porque lo más importante es que nuestros pacientes sientan la confianza de contarnos todo y no decirnos mentiras, esto nos ayuda a dar un diagnóstico más acertado”, comenta.

Dentro de las afirmaciones de la paciente decía que sus síntomas de alergia eran mareos en la mañana del día siguiente al haber consumido el Vodka, vómito en algunas oportunidades y sentía el estómago vacío. “La paciente tenía convencida a su mamá de ser alérgica, cuando en realidad es que sus noches de rumba no eran como se las contaba” afirma.

En este caso el médico tratante decidió recordarle a la joven los efectos nocivos del consumo excesivo de alcohol lo que generó en ella mayor consciencia de sus noches de fiesta.

Lea también: los efectos del alcohol para el cuerpo.

El diagnóstico del Dr. Google

Un día llegó al consultorio del Dr. Cobo un paciente que aseguraba que tenía un tumor en su cabeza. Después de comentarle que había averiguado en internet los síntomas que tenía y todos daban como resultado que ese era su diagnóstico.

Al enviarle los exámenes correspondientes a su sintomatología, resultó que sus dolores de cabeza y mareos se debían a que estaba teniendo problemas con el azúcar, no sin antes tener varias discusiones con su médico pues le exigía que debía escribir en su historia clínica que tenía un tumor en su cabeza.

Después de varias conversaciones y de conocer los resultados de los exámenes, este paciente decidió no volver a creer en su totalidad lo que encontraba en internet, pues se hubiera ahorrado la realización del testamento, las semanas de depresión y llanto al pensar que tenía cáncer y hasta el punto de pensar que iba a morir.

Esperamos que estas historias te permitan conocer algunos casos que parecen de película pero que son reales y que te pueden orientar sobre la importancia de consultar a tu especialista y confiar en que su mayor deseo es que tú y tu familia tengan una vida plena y saludable. Te invitamos a consultar nuestro Directorio Médico y a pedir tu cita para resolver tus dudas con tu salud o poder diagnosticar a tiempo alguna enfermedad.

Suscríbete a nuestro blog

Planes de Atención Complementaria

Afíliate a nuestros Planes de Atención Complementaria

Está de acuerdo con la política de tratamiento de datos (Leer Políticas)
Acepto recibir información de EPS Famisanar