Sabemos que en muchas ocasiones has pensado o relacionado la visita al psicólogo con problemas o enfermedades mentales, esto es un mito con el cual debemos acabar.

Este es el caso de Paula, quien después de una larga relación con su pareja decidió poner fin para lograr sus sueños, ella al contrario que Pablo estaba disfrutando esta nueva etapa. Pablo por su lado, cayó en una tristeza infinita, dejó de asistir a la universidad e incluso dejó de hablar con sus amigos. Su madre le aconsejó acudir al psicólogo y ante muchas insistencias él por fin decidió solicitar su cita con el especialista.

Después de consultar nuestro >Directorio Médico PAC<, Pablo encontró el profesional indicado adscrito a su Plan de Atención Complementaria con quien habló y encontró un gran apoyo.

Te invitamos a afiliarte a nuestros Planes de Atención Complementaria con los cuales podrás tener acceso directo con este tipo de especialistas. >Conoce nuestros planes<.

¡Rompamos con los mitos y al igual que Pablo entendamos que ir al psicólogo no es de locos!

Mitos

Solo las personas con problemas mentales van al psicólogo.

Falso. La terapia no es solo para personas con problemas mentales, depresión, ansiedad o abuso de sustancias. Hay personas que como Pablo solo quieren buscar hacer frente a situaciones como un rompimiento sentimental, pérdida de trabajo o incluso la muerte de un ser querido.

El psicólogo puede convertirse en la mejor persona para escucharte y asesorarte.

Ir al psicólogo es perder el tiempo ¡Nadie lo necesita!

Falso. Si sientes que no puedes más, que debes hablar con alguien y lo único que escuchas es que debes mantener una actitud positiva, tal vez sea el momento de acudir al psicólogo.

Ir a terapia no significa que esté todo mal, es solo una forma de desahogarse y obtener otro punto de vista.

Debes estar en un gran problema para pedir una cita.

Falso. No debes esperar a tener una crisis y sentir que no puedes más para pedir una cita con el psicólogo. Por ejemplo, Alejandro tiene problemas con su familia, peleas y discusiones constantes, por este motivo y para poder aprender a comunicarse y a relacionarse mejor todos decidieron comenzar una terapia familiar. ¡Desde entonces su relación ha mejorado notablemente!

Ir al psicólogo es igual que hablar con amigos

Falso. Un psicólogo tiene toda la experiencia y los estudios para escucharte más que cualquier amigo o familiar, es una persona ajena que verá y entenderá tu situación de una forma objetiva y además te brindará ayuda acorde a tu estado de salud y de acuerdo a su experiencia y conocimientos en psicología.

Ahora que lo sabes no tengas miedo ni pena de pedir una cita con un especialista en psicología, sobre todo si como Pablo tienes una situación que no te deje dormir y seguir tu vida normal, además en casos como:

– Ataques de ansiedad.

– Pérdida de control de tus emociones.

– Pensamientos negativos.

– Deseo de morir, tristeza o depresión.

– Miedo a perder el control.

Situaciones traumáticas.

Estrés o ansiedad en el trabajo.

Soledad.

No olvides un psicólogo es un profesional en salud que estará dispuesto a ayudarte con confianza, empatía, y confidencialidad. Además, te enseñará a reaccionar adecuadamente a las diversas situaciones de la vida y mejorar tu bienestar.

Por supuesto no podemos olvidar su día ¡Feliz día del Psicólogo!

¿Quieres conocer más sobre nuestros planes complementarios o afiliarte? ¡Escríbenos!