En esta época algunas personas “frivolizan” de alguna manera los trastornos mentales que en la actualidad preocupan a los expertos en salud. Uno de los entes de mayor reconocimiento en estos temas es la Organización Mundial de la Salud, la cual asegura que para el 2030, la principal causa de discapacidad a nivel mundial serán los trastornos mentales.

Por otra parte, en muchas oportunidades es común escuchar a las personas decir que están sufriendo un ataque de ansiedad cuando en realidad simplemente están nerviosas o impacientes. Tal vez has escuchado decir, de forma equivocada, a tus amigos o compañeros de trabajo “Amiga estoy deprimida” o “tengo un ataque de ansiedad”, cuando quieren expresar un sentimiento de tristeza o nervios y no ha sido diagnosticado el trastorno por un especialista.

¿Qué es la ansiedad?

La Real Academia de la Lengua define ansiedad como la:

“angustia que suele acompañar a muchas enfermedades, en particular a ciertas neurosis, y que no permite sosiego a los enfermos”.

En otras palabras, la ansiedad es como un sistema de alarma que se activa cuando tu cuerpo siente que hay alguna situación de peligro.

Uno de los agravantes de esta enfermedad es cuando se desconoce porqué surgió o cuál fue la causa y la incertidumbre se convierte en angustia.

trastornos de ansiedad

¿Cuáles son los síntomas de ansiedad?

La OMS afirma que 1 de cada 4 personas puede estar sufriendo de ansiedad, por eso queremos contarte algunos de los síntomas físicos de los que debes estar pendiente para acudir a tu médico.

  • Irritabilidad, inquietud o impaciencia.

  • Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco.

  • Te fatigas con facilidad.

  • Tensión muscular.

  • Dificultad para conciliar el sueño o sensación de cansancio al despertar.

Suscríbete a nuestro blog

Planes de Atención Complementaria

Ansiedad normal

En tu trabajo te encargaron de un proyecto y lo vienes estructurando con todos los requisitos que exigió tu jefe, pero justo antes de ingresar a tu oficina para realizar la presentación el archivo se daña. Cuando tu jefe te llama recuerdas que tenías una copia de la presentación en el correo, la descargas y entras a presentar tu proyecto.

O estás en casa con tu pequeño hijo, mientras que preparas el almuerzo y te encargas de limpiar la casa. Crees que te faltan manos para todo lo que tienes que hacer y te sientes exhausta y algo desesperada. Pero luego respiras profundo y organizas tus tareas para que no tengas que hacer todo al tiempo.

Al finalizar tu corazón baja el ritmo, respiras profundo, con más tranquilidad y se van tus sentimientos de ansiedad.

Con esto, en Famisanar queremos contarte que no es malo tener episodios de ansiedad siempre y cuando no sean tan frecuentes y prolongados.

En muchas ocasiones la ansiedad te ayudará a sortear situaciones en la que este sentimiento te pondrá en alerta, hará que te concentres y te permitirá actuar de la mejor manera para salir exitoso.

Sin embargo, la ansiedad pasa a un plano de cuidado cuando los efectos que te produce son pánico, dificultades para concentrarte y tomar decisiones rápidas y acertadas. En ese momento ya estamos hablando de Trastorno de Ansiedad.

Ansiedad normal

En tu trabajo te encargaron de un proyecto y lo vienes estructurando con todos los requisitos que exigió tu jefe, pero justo antes de ingresar a tu oficina para realizar la presentación el archivo se daña. Cuando tu jefe te llama recuerdas que tenías una copia de la presentación en el correo, la descargas y entras a presentar tu proyecto.

O estás en casa con tu pequeño hijo, mientras que preparas el almuerzo y te encargas de limpiar la casa. Crees que te faltan manos para todo lo que tienes que hacer y te sientes exhausta y algo desesperada. Pero luego respiras profundo y organizas tus tareas para que no tengas que hacer todo al tiempo.

Al finalizar tu corazón baja el ritmo, respiras profundo, con más tranquilidad y se van tus sentimientos de ansiedad.

Con esto, en Famisanar queremos contarte que no es malo tener episodios de ansiedad siempre y cuando no sean tan frecuentes y prolongados.

En muchas ocasiones la ansiedad te ayudará a sortear situaciones en la que este sentimiento te pondrá en alerta, hará que te concentres y te permitirá actuar de la mejor manera para salir exitoso.

Sin embargo, la ansiedad pasa a un plano de cuidado cuando los efectos que te produce son pánico, dificultades para concentrarte y tomar decisiones rápidas y acertadas. En ese momento ya estamos hablando de Trastorno de Ansiedad.

Trastorno de Ansiedad

Se cataloga de esta forma a los episodios de ansiedad en los que pierdes el control de la situación y te abrumas de tal forma que te sientes incapaz de actuar.

Juana lleva 10 años intentado subir a un escenario a dar un discurso o al menos a leer una parte de un cuento, sin embargo, su temor es tan fuerte que presenta episodios de Trastorno de ansiedad pues se congela “literalmente”, y su cuerpo no se puede mover, sus manos sudan, su respiración se agita y no se puede controlar al punto de que en algunas oportunidades se ha desmayado.

Su situación ha empeorado pues ya no es solo para hablar en público ante gente desconocida, sino que tampoco puede dar unas palabras en las reuniones familiares, esto ha afectado su felicidad y su relación con las personas que la rodean, la hace sentir insegura.

Este tipo de episodios pueden surgir de un momento a otro o aumentar poco a poco.

¿Cómo afecta la vida de una persona este tipo de trastornos?

Afectar la concentración, la confianza, el sueño, el hambre y el aspecto. En algunos se refleja por volverse muy temerosos a todo, otros se sienten abrumados y en su mayoría evitan hablar de sus emociones por miedo al qué dirán, a sentirse incomprendidos o solos.

Sin embargo, no debes pensar que enfrentar la ansiedad es un tema solo tuyo, los médicos están preparados para ayudarte pues no eres la única persona que la sufre por lo que si haces parte de nuestros Planes Complementarios solo debes levantar el teléfono y pedir tu cita. Tienes acceso directo a nuestros psicólogos si cuentas con los planes Élite, Preferencial Familiar, Preferencial Colectivo y Corporativo.

Con los planes Élite y Preferencial puedes pedir tu cita a través del PAC y si estás con nuestro plan Preferencial corporativo puedes acceder a este servicio a través de tu IPS primaria.
En nuestras IPS aliadas contamos con psicólogos de alta experiencia y que te ayudarán a saber cómo manejar la ansiedad.

¿Cuál podría ser el tratamiento para la ansiedad?

El mejor de todos es hablar de tu situación con un especialista. Ellos te ayudarán a encontrar la causa de tu ansiedad y crearán un plan para ayudarte a superar estas situaciones con el único objetivo de permitir que lleves una vida normal, feliz y rodeada de amigos y familia que te apoyen.

Básicamente debes solicitar tu cita con Psicología, luego comentarle a tu médico lo que sientes y cómo te sientes cuando se presentan estos episodios y si tienes alguno de los síntomas que comentamos anteriormente. Después de esto el especialista seguirá el tratamiento que considere mejor para tu condición y te hará seguimiento para lograr superar este trastorno.

Suma a esta actividad 3 claves más: comer bien, dormir bien y hacer ejercicio.

Afíliate a nuestros Planes de Atención Complementaria

Está de acuerdo con la política de tratamiento de datos (Leer Políticas)
Acepto recibir información de EPS Famisanar